Vuelta a la rutina después de un fin de semana por PENA AVENTURA PARK

Ayer, a eso de las 21:00h llegaban a casa los niños y niñas de 6º de Educación Primaria del CEIP Rosalía de Castro, tras pasar un fin de semana de aventura por su excursión de fin de curso.

El sábado madrugaban para embarcarse en su tan esperado viaje de fin de curso, a la salida había una mezcla de entusiasmo, nerviosismo e incertidumbre, ¿me podré lanzar en salto negativo?¿Será tan larga la tercera tirolina más larga de Europa como dicen?¿Cómo vamos a dormir? O ¿Cuándo nos dejareis el teléfono? Se repetía tanto por padres como por niños y niñas a su subida al autobús. Tras tres horas y media de trayecto, llegaban al tan deseado parque de aventura, descubrían donde iban a dormir durante ese fin de semana y comían sorprendidos por lo bonito del paisaje.

 

La aventura comenzaba fuerte, 2km de tirolina les esperaban para sentir el vértigo, la velocidad y poder disfrutar de las bonitas vistas que se contemplaban. Aunque para muchos el tiempo (fuertes corrientes de viento) no jugo un buen papel a su favor, todos pudieron disfrutar del lanzamiento y de las altas velocidades. Esa misma tarde pudimos también realizar un poco de equilibrio y competición sobre “skyline” antes de irnos todos a la ducha. Tras la primera cena, el equipo de monitores del parque nos tenía preparada una búsqueda del tesoro nocturna por todas las instalaciones. Una competición con un total de 12 pistas con las que conocer el parque, jugar en equipo y competir con otros colegios y edades de Portugal y España. Tenemos que felicitar a todos nuestros niñas y niños, gracias a su ingenio y rapidez uno de nuestros grupos se proclamó vencedor y pudo disfrutar del esperado premio, montarse una vez más de regalo en “Alpine Coaster” (montaña rusa). Después del premio nos íbamos a las habitaciones, jugábamos un poco y nos fuimos a dormir para estar al día siguiente al máximo nivel.

El domingo, después del madrugón para algunos de los niños y niñas, amanecíamos con un tiempo del todo menos apetecible, mucho viento, lluvia e incluso granizo que nos hizo cambiar el planning de actividades por las previsiones para el resto del día. Pasamos el día de mayor actividad, realizando todas las actividades, sobre todo las más esperadas. Por la mañana disfrutábamos de un circuito de agilidad por los árboles en el que superar varios obstáculos y tras la comida, llevábamos a cabo nuestras bajadas en la montaña rusa, y dos de las actividades más esperadas, Salto Negativo y Paintball. Tras unos momentos de espera, llegaba la actividad que más “miedo” e incertidumbre creaba en todos, ver cómo la gente gritaba al salir disparado hacia arriba no nos ayudaba a ninguno. Pero tengo que añadir, que nuestros pequeños valientes salieron encantados y con ganas de repetir tras lanzarse alguno a más de 15 metros de altura y con la adrenalina que supone en 2 segundo de tiempo en el que te sientes en el cielo. Después de recomponer estómagos y sustos, fuimos a competir por equipos y a practicar nuestra puntería con los marcadores de Paintball. Tras la cena, nos esperaba la fiesta que nos tenían preparada en el parque, para disfrutar de la última noche, con otro grupo de niños y niñas gallegos de la misma edad. Después de varias horas de bailes y con el cansancio en el cuerpo de las experiencias vividas durante todo el día, nos fuimos a dormir.

El último día amanecía con frío, y aunque no pudimos realizar la actividad propuesta desde el principio, disfrutamos de la flora y de la fauna de Ribeira da Pena, durante una caminata guiada de 7 km.

Para acabar nuestros últimos momentos en el parque, nos fuimos a comprar los regalos a los papis y a embarcarnos de nuevo en el autobús para disfrutar de dos películas antes de nuestra llegada de nuevo a A Coruña y a la rutina.

Queremos agradecer toda la confianza depositada por las familias en el equipo de monitores que llevaron a cabo esta visita a tierras portuguesas, además de todo el esfuerzo para poder llevar a cabo esta excursión para vuestros hijos.

 Desde el equipo de monitores que fuimos con vuestros niños y niñas a esta experiencia inolvidable para ellos, queremos daros las gracias y felicitaros por que ha sido un auténtico placer disfrutar de este fin de semana con ellos.

Esperamos veros pronto de nuevo, ¡Disfrutar de lo vivido y esperamos que no sea olvidado!